La experiencia me ha enseñado que hay cosas importantes al momento de iniciar una relación, entre las muchas posibilidades que se nos presentan existe la forma en que construimos las cosas entre ambos. La manera en que nos preparamos o incluso los pasos que se dan para desnudar a la pareja, para hacer el amor, para preparar el café, para avisar que el desayuno está listo o para pelear y dar un espacio para que el amor no salga dañado, incluso para romper, algunos son más importantes, se usan para traer la vida de un nuevo ser o para superar la pérdida de alguien querido.

Los rituales son importantes para las personas. Por ejemplo, yo tengo todo un proceso para iniciar a masturbarme en serio. Lo primero es crear el ambiente indicado, lo que se debe entender como apagar el celular, saber que no hay que parar para atender a algún invitado que está por llegar. Masturbarse es, de buenas a primeras, algo que una hace para una misma.

¿Cómo se masturba una mujer? No sé cómo lo hagan todas, pero yo les comparto mis pasos para mi ritual para la masturbación:

1. Podrá sonar trillado, pero lo primero que hago es elegir bien la música, a cada una nos mueve a la humedad un ritmo diferente. En ocasiones yo prefiero algo de jazz,

Nina Simone, por ejemplo; otros días Led Zeppelin y otros Kings of Leon lo logran una y otra vez; algunas otras veces lo importante es estar en completo silencio y escuchar la propia respiración.

2. Reviso la iluminación, hay algo en la penumbra, en el sonido de las velas y su calor o en recibir el sol de la tarde que hace parte del trabajo. No sé ustedes, pero para mí llega un punto en el que la luz también es otro tipo de tacto. Encima hay algunas velas que están diseñadas para jugar. En Sexísimo hay dos para elegir, la Kama Sutra y la Lelo, ambas tienen la ventaja de que el aceite se puede usar para dar un cálido masaje, para los que nos lo hacemos solas o para los momentos en que estamos bien acompañadas.

3. El masaje y el consentimiento son la siguiente parte de mi ritual, antes de pasar al espectáculo principal me gusta prepararme para sentir. Dicen que la piel es uno de los órganos más erógenos del cuerpo, yo intento entrenarlo y así estar lista para que todo tacto tenga su debida importancia. No sé si todas se toman ese tiempo, pero cuando me masturbo en serio es fundamental.

En realidad esos son mis pasos importantes, el camino al placer en esas ocasiones sólo se me ocurre que se puede alcanzar con la preparación adecuada, ir sumando de a poco, gota a gota lo que será el desborde y la inundación.

En realidad es importante darle el tiempo justo a todo aquello que consideramos importante, de eso y no de otra cosa se trata el ritual, realizar las cosas en un tiempo y un momento que permite que todo sea importante y nos conecte con la vida y en ocasiones con la pequeña muerte.