En estos días que he estado jugando con mi dieta, no sólo buscar hacerla saludable, sino para ver qué tanto puede ayudar a que mi sexualidad tenga una mejoría, porque no tengo quejas acerca de mi placer, pero siempre es importante buscar otras formas de aumentarlo, aprender otros caminos para que aparezcan los orgasmos. Para las que ya han estado probando en su vida otras formas de experimentar su sexualidad saben a qué me refiero, porque un orgasmo que se consigue de súbito en un rapidín es una cosa, mientras que el que obtenemos al masturbarnos es otra cosa, cosa aparte el orgasmo que podemos sentir cuando con nuestra pareja.

También están los lugares en los que se provocan, dónde se origina cambia la manera en que lo sentimos. Cuando pienso en esto no puedo dejar de maravillarme de las posibilidades de placer que el cuerpo de una mujer esconde y que cada una de nosotras debe lanzarse a explorar.

Últimamente he probado con algunos de los que se consideran los afrodisiacos más efectivos o potentes, que lejos de los que se agregan usualmente porque permiten tener más energía o que ayudan a mejorar la circulación y con eso la sangre llega a los mejores lugares en el momento adecuado. Los que estuve probando se supone que han sido probados y demostrados con el paso del tiempo. Además un estudio, dicen por ahí en internet, de la Universidad de Guelph en Canadá comprobó que son los únicos que realmente tienen efectos afrodisiacos.

  1. Ginseng. Lo complicado de este afrodisiaco es conseguirlo sin que sea parte de un producto naturista. Conseguir la raíz fue casi como lanzarse a buscar el arca perdidad de Indiana Jones. En el camino me encontré con que hay dos variantes que se consiguen usualmente, una que es la especie americana y otra que es la coreana, la americana es mucho más suave en su efecto, mientras que la coreana tiene un efecto mucho más estimulante. Entre muchas cosas lo que hace es dar una mayor cantidad de energía, por lo que investigué se encarga de reducir el estrés y cierra los conductos de la sangre. Sobre todo ayuda al hombre a alcanzar la erección. Lo que hice con él fue hacerlo té que es como se consume en Asia.
  2. Azafrán. Ahora que me puse a investigar sobre los afrodisiacos este creo que fue uno de los que más me sorprendió porque se trata del pistilo de una flor, lo que explica por qué sale tan caro. No encontré una forma específica de recetas que aprovechen sus propiedades afrodisiacas, pero siempre se puede hacer una paella o una sopa, también acompañar verduras con esta deliciosa especia.
  3. Yohimbina. Por más que intenté conseguirlo en su presentación natural no lo logré, se trata de la corteza de un árbol africano, así que sólo se encuentra procesado en productos como gotas o pastillas que buscan aumentar el desempeño sexual de hombres y mujeres.