Ahora que he estado revisando más de otras prácticas sexuales, sobre todo con relación a poner a prueba los límites y las creencias personales, como lo pueden ser los azotes, los amarres o incluso el uso de palabras sucia, lo que llaman en inglés: dirty talking. Empecé a investigar sobre una práctica que me sorprendió por lo impactante que puede ser y porque no dejó de ser una sorpresa, más porque varias de mis amigas me sorprendieron al momento de contarme sus experiencias.

Para las personas que no conozcan esta práctica o no estén familiarizados con esto se trata de estimular la vagina o el ano usando toda la mano. Puede ser muy agresiva si no se hace de forma adecuada, pero que por otra parte parece ser realmente estimulante si se cumplen con ciertos requisitos.

Si en un momento alguna de ustedes se anima a experimentar con esto (yo misma me pondré a ver qué tanto placer puede provocar) es importante que sepan lo siguiente:

 

  1. Realiza pruebas. Siempre que se busca probar con nuevas experiencias, lo que se debe hacer es iniciar el camino por partes, un paso a la vez con lo que se puede conseguir llegar de forma segura al placer.
  2. Cuidado con la higiene. Es importante tener las manos limpias y las uñas cortas para no lastimar las cavidades. Una de las cosas que hay que considerar siempre en el sexo es que cuidar con la limpieza significa también cuidar de la salud.
  3. Usar látex. Lo importante de esto es que ayuda a prevenir infecciones o enfermedades, el cuidado es importante siempre que queremos prolongar el placer a más de una vez.
  4. Usar lubricante. Es importante cuando no hay mucha lubricación de por medio o si se decide hacerlo en el ano. La lubricación adecuada hace que se pueda disfrutar mucho más, sin ella la práctica puede terminar siendo dolorosa o poco cómoda.
  5. Hacerlo con naturalidad. Si se practica esto hay que considerar que no se puede forzar nada, que ser muy rudo o no reconocer si el cuerpo está listo o no puede hacer que la experiencia no sea tan placentera como se puede en las películas porno. Se debe realizar la entrada y la estimulación de forma paulatina, sin gestos bruscos.
  6. Sigue el ritmo. En la medida en la que se dosifica el placer y se prepara el camino necesario para esta experiencia, se puede obtener un orgasmo pleno. Eso es lo que he observado en los diferentes documentos que hablan sobre el tema, o lo que algunas de mis amigas me han compartido al probar esto.

 

Hay que destacar que siempre que queramos buscar probar algo nuevo hay que pensar o imaginar qué tanto podríamos disfrutarlo, si por alguna razón no se nos presenta desde un inicio como una posibilidad de divertirnos sería mejor evitarlo y esperar a que las situaciones desemboquen en la exploración y el placer de forma natural.