Cuando se habla de fantasías sexuales una de las más recurrentes es la de Star Wars, no sólo me ha tocado que entre mis amigos sea un tema común, sino que ha aparecido en varias series de televisión, recuerdo el caso de Friends en que Rachel se le presenta a Ross con el bikini de oro puesto cuando Leia es prisionera de Jabba, ese gusano gordo y gigante que siempre me imaginé un poco apestoso, también está la ocasión en que en That 70’s show Donna se disfraza de Leia y lo que resulta atractivo es el peinado (ahí estaba la risa), o más reciente en How I met your mother, donde hacen referencias constantes a las películas y aparecen varias fantasías con el universo de la fuerza y los jedis, como el del disfraz de stormtrooper.

Siempre me ha divertido jugar a ser un personaje, apropiarme de sus acciones, de la forma en que piensa o actúa, creo que en algún momento debí pensar en la carrera de actriz. Así que cuando por alguna razón salió a colación el tema de las fantasías con mi pareja, él no estaba tomando en cuenta esa posibilidad, la de cumplir con algo que por remoto dejó de considerar una posibilidad.

Al estar viendo estas series me pasó que la posibilidad estaba mucho más a la mano de lo que pude imaginar en un momento. ¿Qué sentir ante la posibilidad de cumplir la fantasía de nuestra pareja? Yo sólo consigo pensar en felicidad.

Para mí cumplir las fantasías de mi pareja tiene que ver con cambiar la forma en que me ve, en transformar la relación por un momento y quizás para siempre. Sobre todo por lo que pasó después de que se cumplió, ahora no puede ver o pensar en Star Wars sin recordar lo que ocurrió, sin ver en su mente la noche en que lo sorprendí disfrazada con el bikini dorado y que para hacerlo más interesante me até a la cama para sorprenderlo cuando llegara.

Él sabía que le tenía algo preparado, pero creo que nunca sospechó que se podría tratar del sueño por fin cumplido. Fue curioso porque hubo un momento en que no supo cómo reaccionar, pero estuvo a la altura de las circunstancias y desempeñó su papel, entró en el personaje y se asumió un héroe jedi.

El sexo fue algo interesante porque no termina de ser la creación de un mundo imaginario, pero en un punto todo se rompe, todo se deshace para dejar paso al placer. En el momento en que se deja de ser para sentir el orgasmo.

Lo que me recuerda darles una sugerencia para este tipo de sorpresas, díganle a sus parejas que reserven la noche, que se preparen para una sesión de amor y pasión, de otra forma no existe garantía de que ese día decidan salir con los amigos de improviso o que al salir del trabajo vayan a cenar con algún familiar. Nunca se sabe.