Ahora que empezamos un nuevo año y que con él siempre tenemos la idea de que podemos hacer las cosas mejor y disfrutar más de la vida, una amiga me reveló un secreto que no deja de atormentarme. Hace casi dos años que terminó una relación con un chico que es una buena persona, pero con la que nunca se terminó de entender. Todas pensábamos que las cosas iban muy bien, pero al final resultó que fue un extraño martirio de casi cinco años. Hace poco me contó lo que nunca imaginé, nunca la besaba sino con los labios juntos, como se besa a una tía o como lo puede hacer una abuela.

Como deben imaginar mis doce deseos estuvieron dedicados a cualquier persona que esté sufriendo algo semejante. Creo que si a mi amiga eso hubiera representado la satisfacción de sus deseos hubiera sido una bella historia de amor donde cada quien estaría con la persona que necesita o que merece. Pero la cuestión es que ella buscaba algo más, él no podía sino quedarse ahí.

Así que aprovecharé esta época de regalos que todavía no termina y le regalaré un dildo, unos cuantos lubricantes y un par de consejos, porque creo que eso es lo que necesita, recuperar un poco del tiempo y placer perdidos.

Con eso en mente les comparto algunos de los consejos o propósitos para este año que les estoy planteando para que su vida sexual mejore, espero, considerablemente.

1.- Atreverse a probar cosas nuevas.

No es sólo en el sexo, sino en todo lo que se presente en la vida. A veces las personas no se deciden a experimentar y la vida tiene muchos placeres esperando por ser descubiertos.

2.- Masturbarse con frecuencia.

Si hay una forma de prepararnos para el placer es experimentándolo, viviéndolo. Qué mejor que hacerlo por nuestra cuenta, somos las primeras que debemos saber qué nos gusta y qué no; ya que aparezca alguien que vaya a quedarse más tiempo entonces es momento de una exploración conjunta del placer.

3.- Usar lencería atrevida para una misma.

Muchas veces creemos que la razón para vernos guapas, hermosas y seductoras debe ser para alguien, para una pareja o un amante. Sin embargo, no considero que deba ser así, si la opinión de una persona debe importarnos es la nuestra.

4.- Salir con nuevas personas, al menos una al mes.

No se trata de pasar a una libertad sexual desbocada (a menos de que eso es lo que quieran), sino incluso empezar a tener nuevos y más amigos, reforzar las amistades que ya tenemos y disfrutar del cariño que esas personas tienen para nosotras y que nos merecemos.

5.- Escribir sus fantasías.

Este es uno de mis propósitos favoritos, empecé a hacerlo hace muy poco y lo que ha pasado es que mi libido ha ido en aumento. Imaginar y escribir lo que deseamos y nos gustaría le da rienda suelta a los sueños y deseos.

Si algún otro consejo me viene a la mente ya sabrán de él pronto. Feliz nuevo año.