Ahora que termina el año y las personas estamos reflexivas con relación a lo que pasó, lo que logramos y lo que queda por mejorar, además de lo que planeamos y esperamos que el nuevo año está una de mis costumbres favoritas y tiene que ver con los rituales que hacemos las personas para esperar ciertas cosas el año que inicia.

Una de mis amigas y también mi mamá lo que hacen religiosamente es salir a darle la vuelta a la manzana con una maleta, para atraer viajes para todo el año. No sé si sea eso pero ninguna de las dos dura más de un mes sin salir de la ciudad. Otra lo que hace es colocar su anillo de bodas en el champagne porque se supone que así seguirá habiendo felicidad en su matrimonio, a pesar de estar divorciada hace dos años lo sigue haciendo.

Los rituales que me interesa compartir con ustedes son los que puedan atraer sexo, si es del bueno qué mejor. El que se conoce bien es el de usar lencería roja para recibir el año, pero yo agregaría que no se trata sólo del color, sino del tono que pueda tener la lencería, es muy diferente usar algo cómodo o que se adapte al vestido a usar algo que sea provocador en todos los sentidos. Debo admitir que hace poco fui por mi atuendo para la ocasión. Además, creo que el ritual no tiene sentido si no se tiene sexo al inicio del año.

Hay otro que me parece muy divertido y es para parejas, se trata de intercambiar la ropa interior. Dicen por ahí que con eso se simboliza la unión y la creación de un vínculo que va a permanecer todo el año. Una amiga lo puso en práctica y dice que su parte favorita era verlo incómodo por usar una de sus tangas. Ellos terminaron en agosto de este año, quizás haya cláusulas sobre el tipo de ropa interior.

Otro de los rituales que me gusta es el del amarre, esto de agarrar la foto de la persona amada y ponerle un listón rojo, dormir con ella bajo la almohada. Tiene algo de tétrico, pero también algo de romántico. Yo preferiría hacer algún ritual con mi dildo, algo quizás para que el placer venga a mí todo el año.

Creo que lo importante de todos los rituales que podamos hacer es que esperemos lo mejor para este nuevo año, lo que sea que eso signifique para cada una. Yo en lo particular espero que el placer esté a la espera de ustedes y una o dos fantasías se cumplan, ya sea que al recibir el nuevo año lo reciban con lencería roja, sin ropa, en medio de la acción, en la mera seducción o disfrutando de sus amigos y familiares.

Por lo pronto, tengo mucho que agradecer a este año que termina, mi colección de dildos aumentó, me atreví a jugar con las bolas chinas y me siento feliz de estar viviendo mi sexualidad como yo quiero.