Muchas personas hemos dedicado horas, días, semanas, meses y hay quien hasta años intentando averiguar cómo se consiguen mejores orgasmos. Los pasos no son los mismos para todas, hay personas que incluso piensan que no existen, que se trata de algo que inventó la pornografía. Con mi ánimo por echarle una mano a toda lectora que quiera mejorar su vida sexual, me encargué de buscar trucos para lograr conseguir multiorgasmos y con ello la felicidad en la cama.

Sólo tomen en cuenta, cada una de nosotras siente de forma distinta.

1. Hay algunas mujeres que me comentaron que, a pesar de lo que la pornografía nos enseña en sus miles de videos, después del primer orgasmo hay muchas mujeres que no toleran que se les estimule el clítoris. No porque no puedan tolerarlo, sino que pareciera que el orgasmo se mueve a otras partes donde hay que perseguirlo. Lo que algunas amigas me dijeron es que lo ideal es estimular otras partes, pasar una penetración  a otra, después a la caricia, de ahí al sexo oral. Es la ocasión que se presenta para ser creativos.

2. Hay algunos amantes que parece que hacen el amor con una lista de partes por estimular y parece que al momento en que ya pasaron por ahí no tienen por qué volver a hacerlo. Eso debe entenderse como un error, los lugares donde nace el placer tienen que ser visitados una y otra vez.

3. Otras mujeres responden de forma distinta y les funciona que después del primer orgasmo se aprisione el clítoris, entre los labios, las manos. Atraparlo parece que logra que la excitación continúe por más tiempo.

4. Para entender de qué forma podemos lograr pasar de un orgasmo a otro es importante que cada una de nosotras exploremos nuestro propio placer, para eso sirve sin duda el uso de los juguetes sexuales y la masturbación como una práctica común para realmente saber lo que nos gusta y la forma en que ciertas estimulaciones nos gustan más que otras.

5. La práctica hace al maestro. Qué otra cosa es mejor que lograr obtener los orgasmos múltiples sobre la práctica, en una vida sexual activa sabemos que no siempre se puede lograr obtener el máximo placer, porque los cuerpos no funcionan como máquinas que siempre llegan al mismo resultado. Si el sexo funcionara como la ciencia algo se nos escaparía.

6. Los orgasmos múltiples puede que no sean para todas. No todas las personas somos iguales, nuestra sexualidad la vivimos de diferentes formas y mientras hay algunas que parece que tienen un talento natural y que logran el squirt o la eyaculación femenina, hay otras para las que no es tan simple.

El hecho de que nuestras vidas no se parezcan a una película de erotismo o que al momento de tener sexo con nuestras parejas los orgasmos no siempre sean los más memorables, no es razón para que no practiquemos, lo importante es que disfrutemos.